top of page

Evita que las y los niños muy pequeños se apantallen

Bajo la frase y creencia popular de que las generaciones actuales nacieron con un “chip integrado”, hemos visto de manera muy natural e incluso promovido, el hecho de que niñas y niños, casi a partir de que puedan sostenerlo en sus pequeñas manitas, utilicen dispositivos electrónicos portátiles (celulares inteligentes y tabletas, principalmente).


Sin embargo, numerosos estudios e investigaciones están intentando definir cuáles pueden ser sus consecuencias positivas y negativas a corto y a largo plazo. Expertos advierten que las y los pequeños menores de 2 años, no debieran ser expuestos al uso de pantallas; pediatras están atendiendo casos increíbles como niños que no pueden dormir sin el móvil e incluso con graves problemas de comunicación y concentración.



Diversos estudios arrojan que el uso prematuro de dichos dispositivos se relacionan al incremento de déficit de atención, ansiedad y depresión infantil. El cerebro de niños y niñas tan pequeños está en un constante proceso de estimulación. Al principio su concentración se basa en los movimientos y ruidos fuertes, paulatinamente su enfoque deberá ir siendo más especifico y amplio, es decir su coordinación psicomotora deberá ir avanzando. De modo que si su único estímulo es visual y auditivo a través del contenido digital colorido y estridente de una pantalla, existe un retroceso, porque se queda solamente en la primera etapa, no podrá aprender a dominar su concentración y sensaciones de forma integral, porque está fijo en lo que ve.


Existen variadas, económicas y divertidas formas de estimular y entretener a tus hijas e hijos: leerles cuentos, jugar con pelotas, tocar y experimentar con texturas, crear historias con sus muñecos, dibujar, iluminar, etc.

Ningún dispositivo puede suplir el cariño y atención. Muchas veces no es fácil, ante las actividades diarias, horarios, trabajo y muchos aspectos que deben considerarse. Pero el tiempo de calidad que puede ofrecerse bien vale la pena por un desarrollo integral y saludable. En un futuro los padres y madres que dieron un extra de atención, verán recompensado su esfuerzo, pues sus hijas e hijos tendrán un desarrollo más normal y menos problemático, seguramente.

Los entendidos en el tema de la psicología, neurología y desarrollo infantil concluyen que es hasta los 5 años, idealmente, cuando las y los niños pueden, de manera dosificada y gradual, iniciarse en el “adictivo” mundo digital que actualmente afecta a niños y adultos.

A partir de esa edad, es más factible que las y los niños tengan autocontrol frente a las tecnologías, pero es primordial fomentar en ellos su capacidad de explorar, crear, investigar y disfrutar de todos los escenarios que la vida brinda.


Un poco de todo, no hace daño. Seamos reflexivos y más concientes de lo que es bueno y malo para nuestros pequeños y pequeñas. Recuerda que tus pequeños pueden jugar en nuestra Isla de Juegos, siempre con la supervisión y control de tiempo.


Referencia: Sapos y Princesas. https://bit.ly/38EKsfK

Comentarios